Qué es el autoplagio y cómo evitarlo Normas APA

autoplagio y cómo evitarlo

¿Quieres saber qué es el autoplagio y cómo evitarlo? En este artículo de la 7ma edición de las Normas APA te enseñaremos qué es y cómo impedir que te acusen de autoplagio de una manera sencilla y comprensible.

¿Qué es el autoplagio?

Plagio y autoplagio van en la misma dirección. Ya sea porque nos inspiremos en otros autores o en nuestros propios trabajos, debemos citar y referenciar correctamente.

Como existen casos de muchos investigadores que no dan crédito a otros autores (sin querer o deliberadamente), en otras circunstancias, se nos pasa por completo el hecho de que también debemos dar crédito a nuestros propios trabajos si están publicados.

Es cierto que hay situaciones en las que los autores duplican sus contenidos sin atribuirse (citarse), creyendo que autoreferenciarse es, en ocasiones, excesivo o un sin sentido. Decir que cuando las palabras duplicadas tienen un alcance limitado, este enfoque es permisible.

Pero cuando la duplicación de las propias palabras es más extensa, la cita a si mismo es obligatoria.

¿Cuál es la longitud máxima aceptable del material duplicado?

Es muy complicado definir con precisión este punto pues ni las APA dejan del todo claro, pero atenernos al sentido común, es muchas veces una buena opción

Cuando sea posible, todas las palabras del autor que se citan deben ubicarse en un solo párrafo o en algunos párrafos, con una cita al final de cada uno. La apertura de dichos párrafos con una frase como “como he discutido anteriormente” avisará a los lectores sobre el estado del material y sus anteriores referencias.

¿Cómo evitar el autoplagio?

El estilo APA son recomendaciones muy claras con lo que se debe hacer para evitar el plagio. Vamos a quedarnos con estas cuatro cosas que debemos aprender y con lo que evitaremos cualquier problema:

  1. Parafraseos o ideas de otros.
  2. Citas textuales de otros.
  3. Dar referencia al conjunto de datos usados.
  4. Tablas o figuras que publicamos y adaptamos en nuestros trabajos.

Lo adecuado, para citar fácilmente la mayoría de trabajos es seguir la estructura, “autor-fecha” (estilo APA). Lo único que debemos hacer es escribir el apellido del autor, seguido del año de su publicación.

Ejemplo: “Los abedules muestran un color más amarronado en los meses de Otoño” (García, 2019).

Esta estructura la usaremos para la mayoría de trabajos que realicemos. Sin embargo, las tablas y figuras poseen una pequeña modificación. Además del autor y fecha, debemos incluir el título del libro del cual se extrajo dicha “imagen”.

Si quieres saber más sobre el plagio te recomendamos el siguiente artículo: Plagio y cómo evitarlo.

autoplagio y cómo evitarlo

Sigue navegando y aprendiendo con las Normas APA (séptima edición):

2 comentarios

  1. Buenos días,

    Mi duda es respecto al autoplagio. Si una obra no está autorizada para su publicación, pero queda registrada en una base de datos privada (Turnitin) y la vuelves a utilizar, ¿sería autoplagio? Todo lo leído hasta ahora referencia autoplagio en obras publicadas, entiendo que si no lo está, no estás plagiando y menos de ti mismo.

    Gracias

    1. Hola Ana. Si la publicación no está publicada no puede considerarse ni plagio, ni autoplagio. Es exactamente como tú dices. En la supuesta “nueva” obra de la que hablas, deberías referenciar y citar como se hizo en aquella que se publicó “privadamente” y se presentaría como un trabajo que nada tendría que ver.

      Un saludo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *